Home   La importancia de demostrar amor

La importancia de demostrar amor

19ca0d9madre437p

La importancia de demostrar amor

A veces es fácil pensar que como padre o madre siempre les demostramos a nuestros hijos el afecto que les tenemos ya que todos los sacrificios de trabajo y de esfuerzo que adquirimos es para que ellos estén mejor y tengan una vida más cómoda y más fácil que la que nosotros tuvimos.

Es casi imposible pensar que quizás con todo lo que estamos trabajando y todas las cosas materiales que hemos comprado para nuestros hijos a lo mejor el afecto aun siga faltando. Pero entonces ¿Qué quiero decir con esto? No es la típica historia de que las cosas materiales no reemplazan el cariño, sino de la importancia de demostrar el amor mediante abrazos, caricias, sonrisas y palabras.

Quiero que hoy reflexionemos acerca de la importante que es que tú y nadie más que tú se acerque a sus hijos de forma amorosa, independientemente de todas las otras cosas que les estés dando a tus hijos hoy en día. Y ¿por qué? Déjame que te explique…

Como padres somos las primeras personas con las que nuestros hijos tienen contacto en su vida, por lo tanto somos los modelos que van a enseñarles como es el mundo y por más exagerado que suene tú tienes la oportunidad y la responsabilidad durante los primero años de vida de tu hijo de presentarle un mundo cálido, seguro y lleno de afecto. Con el paso del tiempo toda esta información que le vas brindando a tu hijo se convierte en un maletín de herramientas que él o ella cargan consigo y que los ayuda a acercarse y a enfrentar el mundo y sobre todo a relacionarse con las personas que están fuera de casa. Así es que un niño o niña que se ha sentido querido y aceptado tal cual es tiene más probabilidades de sentirse seguro de sí mismo, tener una visión positiva de su propia persona y de mostrarse como es con los demás.

Lo mejor de esto es que demostrar afecto no es tarea complicada, requiere que te esfuerces un poco.  Aquí te comparto estos fáciles consejos:

–          Involúcrate en la vida de tus hijos cada día, obsérvalos para que puedas atender a sus necesidades cuando sea necesario, pero sin acaparar o asfixiarlos ¡mantén tu distancia!

–          Muestra interés en sus sentimientos y se empático con sus emociones

–          Demuéstrale que confías en él o en ella y en sus capacidades

–          Dedica un tiempo a jugar con ellos, el juego es el lenguaje de los niños y te permite acercarte a su mundo.

–          Recuerda que poner límites y normas también es una forma de demostrar afecto al cuidarlos y protegerlos.

–          Y no olvides demostrar abiertamente lo que sientes con gestos, caricias, abrazos, besos y palabras afectuosas.

El amor nunca está sobrevalorado y cuando se trata de nuestros hijos menos, ya que es el sentimiento que sienta las bases para que nuestros hijos puedan caminar con más seguridad en el mundo que ellos se vayan construyendo en el futuro.

Igual que como cuando estuvimos ahí para sostenerlos al dar sus primeros pasos, con amor preparémoslos para cuando les llegue ese otro momento de andar sin nuestra ayuda.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Captcha *


*