Home   Comida

Comida

Lo más importante cuando organizamos una fiesta de cumpleaños para nuestros pequeños, es pensar en la merienda, pues es quizás lo que más tiempo nos va a ocupar y, por eso, hay que tenerlo todo controlado.

Lo primero es decidir la comida, ¿qué les podemos servir a los pequeños? Una opción sencilla y muy apetecible para los niños son los sandwiches de cacao. Además, los podéis hacer de diferentes formas, como por ejemplo de cerdito, tal y como os mostramos en el vídeo. Quedará muy original y apetecible.

Por otro lado, también podemos ofrecer algo salado, y que mejor que las minipizzitas. Son también muy fáciles de hacer y los niños se las comerán sin problemas.

 Trucos para una merienda de cumpleaños perfecta

Eso sí, cada vez está más a la orden del día las alergias en los niños, por lo que es muy importante que tengáis platos preparados para esos peques. Una opción que casi nunca suele dar problema son los montaditos de jamón de york, jamón serrano..pues son aptos para las alergias más comunes como el gluten (si compráis pan sin gluten), la lactosa o los frutos secos.

Por otro lado, es esencial la bebida, ya que los niños siempre acaban sedientos con tantos juegos. Siempre podéis recurrir a los típicos refrescos, que nunca fallan. Sin embargo, también podéis sorprender a los invitados haciendo ricosbatidos o zumos naturales . Son muy sencillos de hacer y están riquísimos. Además, podéis hacerlos de cualquier sabor.

 Trucos para una merienda de cumpleaños perfecta

Y por último el plato estrella, la tarta. Si os gusta cocinar y queréis sorprender a vuestros pequeños, podéis hacer una fantástica tarta con fondant, para hacer la forma de sus personajes favoritos, como por ejemplo Bob Esponja. Otra idea fantástica y muy original, si vuestros hijos son golosos, es hacer una tarta de piruletas. Y si no, pues no os preocupéis, que la clásica de chocolate triunfará entre los pequeños seguro.

 Trucos para una merienda de cumpleaños perfecta

Por otro lado, si vuestros niños son aún muy pequeños, es común que vengan acompañados por los padres. Para ellos será suficiente si ponéis los típicos aperitivos (patatas, gusanitos, aceitunas..), pero si queréis hacer algo diferente, podéis ofrecerles ricos canapés de paté o queso, que se hacen muy rápido y con los que quedarán muy satisfechos.

¿Qué otras ideas se os ocurren a vosotras? ¿Nos contáis que preparasteis de comida en la fiesta de vuestros hijos?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Captcha *


*